fbpx

Ricardo Trigueño Foster ascendió con Iztapa tras cuatro temporadas del equipo Pez Vela en la Primera División.  «No se ha notado que somos un equipo recién ascendido», asegura el portero de 38 años y tiene razón. El equipo del departamento de Escuintla es séptimo lugar en el torneo Apertura 2018, a cuatro puntos de los puestos de clasificación a la fase final. Además, regresó a la máxima categoría tras un «tricampeonato histórico», incluyendo una racha de 40 partidos consecutivos sin perder como local.

Nacido en Livingston, Izabal aceptó esta entrevista para platicar sobre su carrera, incluyendo las temporadas que pasó en Primera División en la que siempre mantuvo la «ilusión de volver a la máxima categoría». Además, hablamos sobre los retos de ser portero en Guatemala. De semblante serio, suelta una leve sonrisa que transmite cierta satisfacción al saber que junto a Paulo César Motta (Municipal) y Javier Romero (Petapa) son los únicos guatemaltecos en su posición en haber jugado más del 90 por ciento de los minutos.

Cuatro Tres Tres: ¿Qué siente al ver que al portero nacional no se le dan muchas oportunidades aquí en Guatemala?

Ricardo Trigueño: Aquí en Guatemala hay capacidad. Lo que pasa es que primero nos ponemos a juzgar y criticamos muchísimo al jugador nacional, pero si nos enfocáramos a buscar talento en esa posición sí encontraríamos. No tengo nada en contra del portero extranjero, pero me da mucha pena que no se le de el seguimiento al portero guatemalteco. Yo no comparto que digan que no hay arqueros, que no hay talento. Yo pienso que sí pero no se tiene esa paciencia para buscar y trabajar. El trabajo es un factor importante cuando se encuentra al talento. Los arqueros deben tener una base de trabajo específico.

433: Cuando los niños dicen que el «gordito va a la portería», como diciendo que el menos hábil debe ser arquero…¿cree que es cultura que Guatemala no produzca tantos porteros?

RT: Puede ser un tema cultural, pero también en el fútbol unos nacen y otros se hacen. El trabajo día a día te hace afinar detalles pero desafortunadamente somos una cultura de mucha crítica y no tenemos la paciencia necesaria para tener claro que todo lleva un proceso. Rápidamente queremos resultados pero muchas veces no entendemos que todo lleva su proceso.

433: ¿Nació portero o se hizo portero?

RT: En mi niñez yo jugué fútbol como jugador de campo y luego me hice portero. También jugué básquetbol y siempre lo combiné con el fútbol. Traté de juntar un poco de cada deporte para jugar de portero y gracias a Dios funcionó.

433: ¿Cómo llegó a jugar como delantero?

RT: En el Deportivo Petapa (2009), los porteros entrenábamos con el resto del equipo. No teníamos trabajos específicos para la posición y «Albertico» Salguero me vio algunas cualidades. No digo que yo sea un jugador dotado con la pelota pero me defendía. Él me decía que algún día le iba a echar la mano en la delantera. Ese día llegó cuando varios compañeros estaban lesionados y el entrenador me dijo que jugara de delantera. Que peinara la pelota, que la aguantara y que la protegiera. Yo tenía muchas dudas, al punto de consultarle a mi esposa me dijo que le diera y así fue.

El extracto completo de la aventura de Ricardo Trigueño como delantero en nuestro Instagram TV: @433gt

433: Usted jugó una eliminatoria mundialista sin ser jugador de Municipal o Comunicaciones

RT: Eso habla mucho de la regularidad que con trabajo, esfuerzo y dedicación realiza uno como jugador. Hemos sabido buscar ser regular en una posición bastante complicada.

433: ¿Cómo se vivía la eliminatoria del Mundial 2006 desde adentro?

RT: Fue una de las mejores etapas que tuve yo en selección nacional. Para un jugador es un orgullo y una satisfacción representar a tu país. Formé parte de ese equipo pero nos faltó culminar de buena forma para dar ese paso que tanto anhelábamos, que era conseguir la primera clasificación a un Mundial. Nosotros estábamos muy bien dirigidos por el «Primitivo» Maradiaga. La pasábamos de lo mejor como grupo pero nos quedamos corto.

433: ¿Qué recuerda de los partidos contra Costa Rica? Sobretodo el 2-1 en el Doroteo Guamuch Flores.

RT: Como jugador siempre se extrañaba jugar partidos así, máxime clásicos como contra Costa Rica, el eterno rival. En el partido que mencionas hubo de todo. Los ticos comenzaron a tirar indirectas y nosotros también. Discutimos antes del partido previo a entrar a la cancha pero afortunadamente prevaleció nuestra personalidad porque nos quisieron atacar psicológicamente fuera de la cancha.

433: ¿A la gente se le olvidó que se le competía a Costa Rica?

RT: A nosotros los futbolistas nos critican muchísimo, especialmente aquí en Guatemala. Fácil destruimos, pero las cosas buenas que hacemos se nos olvidan luego. Para mí, la ventaja que tiene Costa Rica, con el respeto que merecen y ellos están un escalón arriba de nosotros, eso se acepta…pero sí te das cuenta, han hecho bien las cosas en términos de dirigencia. A mí me gustaría, te soy honesto, que en un futuro nuestra federación la tome alguien que haya jugado al fútbol. Alguien que entienda lo que es estar dentro de la cancha y lo que necesita el jugador.

433: ¿Con 38 años se siente cerca del retiro?

RT: Sé que el fútbol no es eterno pero no quisiera que se acabara. Me pongo a pensar en el momento que me toque colgar los guantes y no sé cuál sería mi reacción. El fútbol es mi vida y es lo que me ha dado todo. Dependerá hasta donde aguanten mis rodillas y gracias a Dios no he padecido tantos problemas (de lesiones). Me quedarán pocos años de carrera pero me los disfrutaré al máximo. Me siento lleno de energía y con ganas de trascender.

433: ¿Sufrió de racismo durante su carrera?

RT: A lo largo de mi carrera he vivido muchísimo eso (el racismo). No hay nada más que me critiquen para tratar de desestabilizarme por mi color….¿qué no me dicen?. Gracias a Dios he sido fuerte y no es fácil porque le gritan unas barbaridades a uno. Yo me siento orgulloso de lo que soy, me siento orgullo de mi color, de mi raza, de mi etnia. Este es uno de los factores que también hay que mejorar acá. Tenemos que encontrar la manera de contrarrestar estos factores para poder tener mejores espectáculos.