fbpx

Guatemala con Amarini Villatoro ganó los dos partidos de la primera fecha FIFA del 2019, resaltando los dos cero que colgó en su portería. Más importante aún, recuperó la confianza en el aficionado nacional tras una memorable victoria ante Costa Rica y un solvente partido contra Nicaragua. El próximo Comité Ejecutivo de la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala no debería tener dudas en elegirlo como el próximo técnico de la selección.

En la redacción de Cuatro Tres Tres, desde hace meses, existía cierto anhelo de que Amarini Villatoro dirigiera a la selección nacional de Guatemala. El sentimiento creció con el bicampeonato de CD Guastatoya en diciembre del 2018 pero tambaleó con el dudoso inicio del equipo Pecho Amarillo en el Clausura 2019 y la eliminación ante el Houston Dynamo en Liga de Campeones de la Concacaf.

…no designar a Amarini Villatoro como el entrenador de Guatemala rumbo a Catar 2022 sería un error gravísimo.

Aunque se reconocía las habilidades y el talento del entrenador nacido en Cobán, Alta Verapaz rondaba la duda sobre cuándo era el momento ideal para su designación como seleccionador de la bicolor. Los procesos son necesarios y deben ser respetados por lo que se esperaba que Walter Claverí terminaría el período del Comité Regularizador de la Fedefut. Bajo esa premisa, Amarini Villatoro no llegaría al Centro de Alto Rendimiento de la zona 15, como mínimo, hasta junio.

Luego está el tema de la edad. A sus 37 años su carrera como entrenador apenas “inicia”. Entre comillas porque ya dirigió en Tercera, Segunda, Primera y es vigente bicampeón en la Liga Nacional. Así que se pudo pensar que, incluso a mediados de año, era muy pronto para tal investidura.

Obviamente, nada de eso pasó. Walter Claverí fue destituido por unas inoportunas declaraciones tras la dolorosa derrota ante El Salvador en Los Ángeles. Amarini Villatoro fue presentado al día siguiente en las instalaciones de la Fedefut, acompañado de los máximos dirigentes del fútbol nacional y el presidente del CD Guastatoya.

Con el anuncio vino el recelo. 180 malos minutos en 18 días de interinato iban a marcar el futuro de Amarini. Tomar una selección tan golpeada en confianza más una afición enardecida por últimos resultados era un embrollo al alcance de pocos.  El fútbol, como la vida, es de valientes y el “profe” de Guastatoya demostró que la edad, incluso los tiempos, es lo de menos si se tiene la capacidad.

El próximo 01 de junio está calendarizado que el nuevo Comité Ejecutivo de la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala tome posesión. Sea quien sea el presidente electo, el primer gravísimo error de su gestión sería no designar a Amarini Villatoro como el entrenador de Guatemala rumbo a Catar 2022.