fbpx

En dos suspiros se fueron diez meses del 2018 y, cuando menos lo sintamos, ya estaremos dando el abrazo de Año Nuevo. Con los atardeceres de noviembre, viene la sensación de que otro año se ha ido. Reforzado por los comentarios en la oficina sobre lo rápido que pasa el tiempo, los centros comerciales ya decorados o la puesta de ese árbol de Navidad en el Obelisco.

El fútbol es vida y la vida es el fútbol.

Aunque para nosotros en Cuatro Tres Tres todo apenas va iniciando, para muchos el tiempo ya parece escasear. Nunca es tarde para el que no ahorró, ni para quien no bajó de peso o para el otro que sigue estancado en su tesis. No tiene que ser enero para empezar, ni lunes, ni que sea en la mañana o en la noche. Realmente no importa cuándo, lo importante es iniciar.

Muchos dirán que es contradictorio hablar sobre inicios cuando nuestro editorial es sobre la recta final del torneo. La verdad es que no porque, como dijimos, para empezar no hay una temporada del año específica. Ninguna ley dice que sólo se pueden abrir negocios en junio, o los gimnasios solo abren inscripciones en enero. Por dar solo unos ejemplos. En el fútbol pasa algo similar. Total, el fútbol es vida y la vida es el fútbol.

Análisis: ¿El calendario a favor de Municipal?

Se puede empezar a sumar puntos pensando en no descender, como debería ser la motivación para Chiantla, Petapa y Sanarate. Los tres están matemáticamente eliminados de la fase final del Apertura 2018, pero no deben bajar los brazos pensando que en el Clausura estarán luchando por mantener la categoría.

En esta recta final del torneo, al que le quedan únicamente seis semanas de competencia, todos los equipos aún pelean por uno u otro objetivo. Siquinalá e Iztapa sueñan con clasificar, mientras que Municipal podría protagonizar una remontada milagrosa para evitar quedar fuera de la pelea del título antes de tiempo por segundo torneo consecutivo.

Entrevista: Ricardo Trigueño y ser portero en Guatemala

Al contrario de su máximo rival, Comunicaciones busca no caer estrepitosamente en la segunda parte de la fase regular. De ser el líder del torneo, ahora está solo un punto arriba del séptimo lugar. Igual Antigua GFC, que ha pecado de irregular desde el inicio de la competencia en junio. Ambos tienen cuatro finales para no sumar otro fracaso en el 2018.

Cobán Imperial está a cuatro puntos del segundo lugar y sueña con ir directo a semifinales. Xelajú y Malacateco también. Mientras que Guastatoya parece que ganará la clasificación sin problemas y podría ir ya pensando en dosificar energías para la fase final.

Quedan 12 puntos por jugarse en el Apertura 2018. Doce puntos que te pueden meter a la fase final, clasificar directo a semifinales y así «ahorrarte» dos partidos, o te pueden salvar del descenso a final de temporada. Como en la vida, nunca es tarde para soñar con lograr algo y tampoco es muy temprano para empezar a pensar en el próximo torneo.