fbpx

A veces en el fútbol se necesita suerte y esas cosas del destino. Suerte en acciones puntuales como un penal en contra no marcado o un puntazo que terminó en gol. O a veces situaciones más generales, como una buena racha de tu goleador estrella o un calendario favorable.

Lee también: La espectacular camisola roja edición especial

Precisamente, un calendario favorable es lo que puede llevar a Municipal a la fase final del torneo. Los Rojos y sus aficionados están en un momento donde no perder es ganancia, donde ya no se exige sino solo se conforman. Digo, a estas alturas ya nadie espera que esta plantilla haga un salto de calidad en su nivel de juego. Así que, rosario en mano, el aficionado escarlata ya solo espera no quedar eliminados de fase final por segundo torneo consecutivo.

Empatados en puntos con Iztapa y a dos de Cobán Imperial, que ocupa el último puesto que clasifica a la fase final, Municipal tiene un escenario ideal para superar a ambos rivales. Después del clásico en la jornada 17, enfrenta a Chiantla, Sanarate y Siquinalá. Deben ser nueve puntos seguros. Visita a Malacateco y Xelajú, los partidos más complicados para Horacio Cordero y sus jugadores.

Ricardo Trigueño Foster: «Todavía pienso en la eliminatoria del 2006»

El «alivio» para Municipal es el calendario de Iztapa. Los Pez Vela visita a Cobán, recibe a Antigua, va a Guastatoya, es local contra Petapa y Xelajú y cierra contra Comunicaciones en la capital. Es decir, enfrenta a 5 de los 6 primeros. Si saca más de 6 puntos ya sería una actuación notable para un recién ascendido.

El verdadero «problema» para los Rojos es Cobán, que tiene un escenario similar al de ellos. Los de Fabricio Benítez reciben a Iztapa y visitan a Comunicaciones, pero luego enfrentan a Chiantla, Sanarate y Siquinalá. En medio queda el juego de local contra Malacateco.

La lógica es que Cobán termine con más puntos con Municipal, pero la lógica, históricamente, también es que los Rojos clasifiquen a fase final, así que tal vez no hay que tomarla mucho en cuenta para la recta final de la fase regular.

Los Rojos están a un mes de evitar quedar fuera de la fase final en dos torneos consecutivos por primera vez en su historia. Con rosario en mano, Municipal jugará seis partidos en 25 días. Con rosario en mano, buscarán evitar un fracaso escandaloso.