fbpx

La foto de portada es del partido entre Comunicaciones FC y Chiantla de la jornada 10 del Clausura 2019. El club blanco reportó que 180 aficionados asistieron al juego. Cuatro días antes, 261 personas llegaron a otro partido de los Cremas en casa. Tres días después fueron 761. En total, 15,586 personas asistieron a los juegos de local del club blanco en 12 partidos del Clausura 2019.

El promedio es de 1,299 aficionados por partido. Esto a pesar de que sólo perdió dos partidos como local y fue subcampeón del Apertura 2018. El número baja drásticamente si no se toman en cuenta el clásico de la jornada 11 y la vuelta de acceso a semis. Los partidos más atractivos que disputó el club.

Sin esos partidos, Comunicaciones convocó a 7,032 aficionados en 9 partidos que disputó en casa, que se traduce a una media de 781 personas por juego. En promedio, los Cremas llenaron el 4 por ciento del aforo total del Doroteo Guamuch Flores en el pasado torneo de Liga Nacional.

Todo lo anterior nos hace preguntarnos por qué Comunicaciones, un club con historia y vitrinas llenas de títulos, no lleva más gente al estadio.

DECISIONES DIRIGENCIALES

Paolo Suárez (@psuarez80), cinco veces campeón con Comunicaciones incluyendo el torneo del hexacampeonato, considera que las decisiones de la actual directiva del club influyen en la cantidad de aficionados que asisten a los partidos. Para él, la principal razón es Julio González. “Uno siempre está viendo las redes sociales y el sentir de la gente es que salga ya. La gente no es tonta y ven que manejan al club como un negocio”.

Con lo anterior concuerda Roberto Chua (@guason_vg), líder de la «Vieja Guardia«, que afirma es la porra más grande y mejor organizada del club, y asegura que al equipo “lo están viendo únicamente como una entrada económica”.

Una de las críticas más grandes a la actual administración de los Cremas es el horario en el que disputa sus partidos. 6 de los 12 partidos de local fueron miércoles a las 18:00 hrs. El horario laboral en Guatemala es de 8:00 a 17:00 hrs. Sobre esto Roberto Chua afirma que el club “no juega en horario estelar porque no quieren perder el rating de los programas que tienen en televisión”.

Sobre el horario, Donald Palencia (@donaldrodolfo), conocido como Hexapato y presentador del programa radial Infinito Blanco, asegura que “es imposible asistir a esa hora. Si trabajas en la Roosevelt y te movés en transporte público, apenas irías por el Trébol y el partido ya habría empezado”.

Para contextualizar, Municipal, luego de un estudio de mercadeo según afirmaron sus autoridades, decidió jugar sábados a las 15:00 hrs. El resultado de esta decisión fueron los 62,502 aficionados que llegaron a los partidos de local del club rojo. 5,209 personas por partido.

Aunque para Hexapato lo anterior es “taparle el ojo al macho porque antes el club escarlata tenía ingresos de 15,000 o 20,000 personas por partido”, Municipal fue el equipo que más persona llevó a su estadio durante el Clausura 2019.

MERCADEO

Otro aspecto muy criticado del club blanco es el manejo de sus redes sociales y sus estrategias de mercadeo. Javier del Cid (@javierdelcid), ex gestor del contenido digital de Comunicaciones, asegura que los Cremas no destinan suficientes fondos para mercadeo y marketing digital. “Yo trabajé sin salario entre 2011 y 2014 y al Community Manager actual no le pagan”.

Además, el pobre manejo de los perfiles digitales del equipo se ve reflejado en el crecimiento de la página en Facebook. “Actualmente la fan page tiene 702,000 seguidores. La misma cantidad que tenía cuando yo salí del equipo en 2017. Ahora Municipal ya está cerca de superar a Comunicaciones en seguidores pero en calidad de contenido ya lo superó, al igual que equipos como Xelajú MC o CD Guastatoya, o incluso Chimaltenango de la Primera División”, asegura el ahora periodista deportivo de Espacio Fútbol.

Hexapato también considera que el mercadeo es factor clave. “Más allá de que Julio González esté o no esté, la asistencia al estadio mermó con la globalización del fútbol y que ir al estadio ya no es el principal entretenimiento familiar en Guatemala. A diferencia de los años ochenta o noventa en la que familias completas iban al estadio. En esas décadas Comunicaciones convocaba diez mil personas a un partido promedio y quince mil o veinte mil a un clásico”.

Sobre lo anterior, Javier del Cid considera que el club debe impulsar los partidos a través de sus canales digitales. “Hay partidos que anuncian en redes sociales el mismo día que se juega. Un aficionado promedio podría no enterarse de cuándo juega su equipo si no es a través de Twitter o Facebook. Si el club te comunica desde el lunes que hay partido el miércoles y luego te lo recuerda martes y el mismo día que se juega, el aficionado lo tendrá presente y habrá más posibilidades de que asista”.

JULIO GONZÁLEZ Y LOS FICHAJES BLANCOS

 “Yo no tengo nada personal contra Julio González. Yo cuando estuve ahí estábamos tranquilos pero llegó él y todo empezó a cambiar. Mis compañeros chocaban con él porque se metía en las decisiones de los entrenadores”, asegura Paolo Suárez, que jugó 99 partidos con Comunicaciones.

Julio González es el gerente deportivo y entre sus funciones está la contratación de jugadores. “El espectáculo que daba el club se ha perdido porque el extranjero que viene no te aporta”, considera Roberto Chua, que actualmente está vetado de asistir al estadio por parte de la directiva de Comunicaciones. “Otro error es no darle oportunidad a los jugadores de las fuerzas básicas. Ellos son Cremas desde la cuna y se nota la diferencia cuando juegan”.

“Julio González, al ser uruguayo, ficha solo jugadores de su país. ¿Cuántos jugadores de Uruguay han pasado por el club?”, se pregunta Suárez, que actualmente milita en el Isidro Metapán. “Ya basta de traer jugadores por amistad o por negocio. Que lleven jugadores con mentalidad ganadora”.

Maximiliano Lombardi, que llegó procedente de Cobán Imperial para la temporada 2018/2019, es un ejemplo de lo anterior. A pesar de los 7 goles  que el uruguayo anotó en el Apertura 2018, solo hizo una anotación en el Clausura 2019 y se le acusa de no rendir al nivel durante los partidos clave del torneo.

SIN REFERENTES EN EL CLUB

“El error más grande para mí es la salida de Joel Benítez, Moyo Contreras y el Tín Herrera. Ellos no se tuvieron que haber ido nunca de Comunicaciones porque ahora hay jugadores que no tienen amor por el club”, asegura Paolo Suárez.

Roberto Chua cree que en estos cuatro años sin títulos “hubiéramos podido foguear a jugadores de la cantera que ahora estarían listos para luchar por campeonatos”. Jugadores como Maximiliano Lombardi y Darío Carreño fueron muy cuestionados durante el Clausura 2019. “Lombardi y Carreño mandaron a callar a la afición y para mí fue una falta de respeto. Ellos están obligados a ganar el clásico y nos tienen que rendir cuentas a nosotros (a la afición).” También recuerda cuando el mediocampista uruguayo utilizó zapatos rojos, el color del máximo rival, algo que para él es “provocar a la gente” pero que “en el club no hay nadie que vele por esos detalles”.

Hexapato también cree que en los ochenta y noventa Comunicaciones fichaba a lo mejor del fútbol centroamericano. “Todos eran referentes internacionales y por lo tanto imanes de taquilla. La gente llegaba al estadio sin importar día y hora porque se jugaban partidos viernes por la noche”.

La falta de referentes en Comunicaciones también es palpable en la selección. Para la victoria de Guatemala ante Costa Rica en marzo pasado, únicamente dos jugadores Cremas fueron titulares y apenas cuatro fueron convocados al último microciclo de la bicolor previo a la fecha FIFA de junio.

EL CONTEXTO DE GUATEMALA

Sumado al horario de los partidos, en la que el tránsito de la ciudad capital imposibilita la llegada de la afición que trabaja hasta las 17:00 o 18:00 hrs, Hexapato considera que la economía actual del país influye. “Una familia podría gastarse hasta Q250 por ir al estadio”, ese monto representa el 8 por ciento del salario mínimo para actividades no agrícolas. Una cifra que para muchos hogares podría ser alta por dos horas de entretenimiento.

 “La inseguridad propia del país” también es un factor para el conductor radial. En febrero del 2019, el proyecto Infosegura situó a la Ciudad de Guatemala como uno de los 13 municipios de mayor inseguridad ciudadana en el país.  

Además de la violencia en las calles, Roberto Chua, barra brava Crema, admite que peleas dentro del estadio provocadas por la porra que él lidera también podría influir. “No te voy a negar, hace unos años sí éramos violentos. Y sí termina ahuyentando al aficionado promedio”, pero “la barra está en proceso de reorganización y queremos limpiar nuestra imagen, queremos evitar la violencia”.

EL FUTURO CREMA

Para Paolo Suárez los jugadores actuales “están más para las pintas y redes sociales que para ganar un partido importante para Comunicaciones. Es momento que escriban su propia historia y dejen el hexa atrás”. El primer paso para el delantero uruguayo es la salida de Julio González, fichar mejor y que los jugadores “sientan la camisola”.

Roberto Chua espera que con la nueva directiva se le levante el veto de asistir al estadio, ya que él asegura que antes podían convocar “entre 1,500 a 1,600 personas que asistían a un mínimo de 6 partidos por fase regular”. También cree que su porra puede llevar más personas porque ellos “coordinaban rutas de buses para que pasaran por sectores claves de la ciudad o municipios cercanos recogiendo aficionados cremas”. El aficionado “tenía la certeza de que al salir del estadio el bus lo dejaría a pocas cuadras de su casa”.

Para Hexapato la solución no pasa por el Director Deportivo del club. El primer paso que debe dar el club es “recuperar su credibilidad. Si el club empieza a ganar, no importa si Julio González está o no está. La gente regresará al estadio”.

Este miércoles 29 de mayo, Comunicaciones anunció oficialmente a Juan García, ex dirigente de Antigua GFC, como el nuevo Presidente Operativo del club. «Juancho», como se le conoce, no solo deberá cumplir las metas deportivas de los Cremas. También tiene como gran reto recuperar la conexión con la afición blanca.